FANDOM


El Mart (The Mart en inglés) es el tercer episodio de la primera temporada de Las Leyendas y el tercer episodio en general.

Sinopsis oficial Editar

Leo y sus amigos viajan a Alemania en busca de la mítica Hermandad, pero en lugar de esto encuentran un ser que provoca pesadillas.

Resumen Editar

El capítulo comienza con el equipo llegando a tierras alemanas, tal como lo había dictado Fray Godofredo. Una vez ahí, se percatan que todo el mundo está adormilado debido a problemas de sueño.

Leo entra a una posada llamada "Knight's Inn" para pasar la noche mientras sus amigos van a explorar el lugar. En la posada, Leo pregunta por la Hemandad pero sólo consigue información acerca de los hermanos Grimm, los cuales según la posadera habían nacido en el pueblo y se hospedaban en la posada hasta el día de su muerte, tras la cual no dejaron rastro de nada, incluyendo su libro de fábulas. 

Por fuera, el resto de grupo observa la aldea, y Don Andrés se percata de un monumento que reza la inscripción "Steinau... el pueblo más feliz de Alemania". Tras esto, Don Andrés entra en pánico y va hacia donde Leo. Leo, ya dormido, es despertado por un Mart el cual entra en sus sueños y lo vuelve a hacer dormir, provocándole pesadillas, las cuales terminan despertándolo mientras sus amigos lo observan.

Una vez abajo, Leo le reclama a la posadera sobre el por qué no había sido advertido del monstruo. Ella le explica que lo hizo por dinero, pues muy poca gente va a dormir al pueblo debido a que son acosados por un Mart desde hace generaciones por la culpa de un hombre llamado Don Andrés. Según cuenta la historia, hace muchos años un Mart había llegado al pueblo a aterrorizar a la gente en sus sueños, cuando de la nada llegó este hombre llamado Don Andrés a contarles a todos sus grandes y extravagantes hazañas, diciéndoles también que no debían tenerle miedo al Mart pues éste se alimentaba del miedo. Una vez que todos los del pueblo se sentían seguros gracias a las palabras de Don Andrés (y tras haberle pagado una fortuna) el monstruo se hizo presente, y el extraño conquistador salió huyendo del miedo. A causa de esto, el Mart juró atormentar al pueblo para siempre, por haber sido retado.

Tras esto, Don Andrés niega los hechos diciendo que su versión de la historia es falsa. A esto, Leo lo convence de que es su oportunidad de corregir su daño, y que la forma de derrotarlo es tener control en sus sueños. Mientras piensan cómo hacerlo, a Teodora se le ocurre una idea: repetir una frase clave varias veces, para estando en el sueño, recordar que lo que se ve no es real y conectar de nuevo con la realidad. La frase escogida por Leo es "Mateo, Marcos, Juan también, hagan que pueda dormir bien" pues era una rima que le enseñó su abuela.

Tras esto el equipo va a la biblioteca del pueblo a investigar sobre el monstruo, pero Leo se queda dormido y Teodora recomienda no despertarlo, pues es una oportunidad para encontrar la debilidad de la criatura. Leo tiene un sueño en el que rescata a Marcela de un grupo de horrorosos, pero sus amigos intentan despertarlo pues ya lleva mucho tiempo dormido. Ante esto, el Mart se enfurece y toma el control del cuerpo de Leo, advirtiendo que después de esa noche estará perdido, además reta a Don Andrés a enfrentarlo cara a cara, como no lo hizo cuando estaba con vida.

Cuando el monstruo deja de tomar el control de Leo, éste cae en coma y Teodora lo cuida, compadeciéndose de él. Mientras tanto, Alebrije convence a Don Andrés de que esta vez no está salvando su vida como en aquella ocasión, sino que ahora debe luchar por Leo. A esto, Don Andrés se arma de valor y elabora un plan, en el que usarán la brújula con la que guían el barco para encontrar la fuente de alimentación de miedo del Mart, mientras él entra en el sueño de Leo a recordarle que no es real. Debido a que el no ha dormido desde que murió, piensa en alguna forma para quedarse dormido, pero Teodora lo soluciona golpeándole la cabeza.

Leo tiene un sueño en el que el mundo está dominado por Quetzalcóatl. En eso, llega Don Andrés para recordarle que está soñando, pero el Mart se hace presente y comienza a perseguirlos, hasta que ambos llegan al sueño de Don Andrés, en el que todo el pueblo lo abuchea.

Mientras tanto, Teodora y Alebrije van al bosque guiados por la brújula, en donde encuentran una casa embrujada y comienzan a explorarla. Finado y Moribunda ponen a la vista de ambos un notorio libro verde, que son las fábulas de los hermanos Grimm.

En el sueño, el Mart captura a Leo, ante lo cual Don Andrés se arma de valor para atacar al monstruo y entreteterlo mientras sus amigos en la realidad buscan alguna solución. Teodora y Alebrije encuentran en la cocina de la casa embrujada el repositorio de miedo del Mart, y al liberarlo, éste se destruye completamente en los sueños de todos.

Al final, Leo está totalmente recuperado del sueño. Alebrije trae consigo el libro verde que encontraron en la casa, y al hojearlo notan que está lleno de símbolos en japonés. El equipo zarpa en su nave mientras el pueblo los despide.