FANDOM


"Aquí pertenecemos, nuestra casa, nuestro hogar"
Alebrije a sus amigos fantasmas[src]

La Vieja Casona es una antigua mansión abandonada en la ciudad de Puebla. Anteriormente, fue el hogar de la Familia Villavicencio, una de las familias más importantes de la ciudad.

Después del incidente de la Nahuala en 1755, la casona quedó abandonada y sellada por Fray Godofredo y algunos indígenas chamanes. Sin embargo, en su interior siguieron habitando los esqueletos encantados de la Familia Villavicencio, así como las almas de Teodora, Xóchitl y Don Andrés. Es también el hogar de Alebrije y Finado y Moribunda.

Interior Editar

La casona posee diversos cuartos y pasillos, además de un patio con una fuente y una cúpula en la parte superior trasera. Además, está adornada con diversos cuadros, alfombras y esculturas de porcelana, también existen algunos pasadizos secretos. Muchos de estos adornos fueron traídos de Europa, muy posiblemente de España.

Patio Editar

Posee una fuente en su centro y varios pilares, además de tener varias puertas a su alrededor. También, desde el patio se accede a la escalera principal. En este lugar es donde Leo San Juan conoce a Xóchitl.

Cocina Editar

La cocina es muy amplia, y está adornada por azulejos azules y amarillos a modo de mosaico. En la cocina habita un espíritu que hace todo lo posible para matar a Leo, como lanzarle cuchillos o inundar todo de lava. La cocina era el hogar de Gaznate.

Comedor Editar

Es el sitio donde la Nahuala mató a los Villavicencio, razón por la cual éstos esqueletos habitan ahí. Está adornada con porcelana fina, además de un candeladro que cuelga del techo y varias pinturas familiares. La mesa central cuenta con ocho sillas.

Cuarto de Teodora Editar

La antigua y deteriorada habitación de Teodora Villavicencio. Está completamente pintada de rosa, con un piso blanco y rosado fuerte. Posee demasiados muebles todos color rosa, además de juguetes, muñecas y un piano. La pared está adornada con diversas pinturas de Teodora y Chichi.

BibliotecaEditar

Leo llega por primera vez a la biblioteca gracias a un pasadizo secreto. Es un cuarto oscuro y ruinoso, con algunos muebles elegantes con muchos libros, además de muchos otros libros que se encuentran apilados en el suelo. Además, hay algunas sillas rotas y en la pared están dos dibujos alusivos a Don Quijote de la Mancha. En este sitio Leo se encuentra con Alebrije y Don Andrés, este último y según Alebrije, llegó desde España en una armadura medieval que adorna la habitación también.

La Leyenda del Charro Negro Editar

Después de que Xóchitl, Teodora, Don Andrés, Alebrije, Evaristo y Finado y Moribunda se despiden de Leo San Juan desde la dimensión de los muertos, el grupo aparece en la vieja casona, específicamente en el cuarto de Teodora. En eso, Alebrije recalca que esa vieja casona es su verdadero hogar, el lugar al que pertenecen. Además, a Evaristo le parece un buen lugar para hacer fiestas.

La escena termina con Teodora Villavicencio interprentando "No es Serio este Cementerio" como lo hacía la vez que conoció a Leo durante los hechos de La Leyenda de la Nahuala. Antes de los créditos, se puede ver a la casona con luces de celebración saliendo de su interior.

Lista de apariciones Editar

Curiosidades Editar

  • La casona está inspirada en la Casa de Alfeñique, una antigua casa virreinal en la ciudad de Puebla, que actualmente sirve como museo.
  • La cocina de la casona está inspirada en la cocina del ex-convento de Santa Rosa, en Puebla.